lunes, 1 de septiembre de 2014

"El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry

El Principito de Antoine de Saint-Exupéry
Autor: Antoine de Saint-Exupéry
Título: El Principito
Nº de páginas: 92
Lengua: Castellano
ISBN: 978-015-601-219-5


EL PRINCIPITO es una meditación sosegada sobre la soledad del hombre, a menudo producto de su fatuidad, y sobre la amistad, el único elixir capaz de enriquecer la vida humana y restablecer las relaciones perdidas entre los hombres.






Amazon.com ($): El principito.




Hablemos del Libro

Tendría alrededor de unos 11 o 12 años de edad, uno de los libros escolares de ese año estaba lleno de historias, cuentos, leyendas que había que estudiar durante ese periodo escolar, con el fin de fomentar la lectura. Se podría decir que la lectora empedernida en mi aún estaba algo dormida para ese entonces, y leer un “cuento infantil” no estaba entre mis tareas predilectas, si es que hay alguna tarea que sea predilecta, pero tarea al fin hay que hacerla. Dentro de este libro con historias se encontraba, en una edición resumida, el clásico “El Principito”. Para ese entonces me pareció un cuento bonito y ya, pero a diferencia de otros este lo decide guardar. Años después, en una feria de libro volví a encontrarme con esta historia, y en un momento de nostalgia decide comprar el libro para leerlo por completo. Valió la pena, porque aquel “cuento infantil” más allá de ser una “historia bonita” es una obra llena de magia que nos hace recordar a ese niño que siempre llevamos a dentro…

Portadas del Libro El Principito
La obra comienza con la introducción del narrador, un aviador, que cuando era niño dibujaba boas que habían engullido a un elefante pero que ningún adulto lograba entender ya que pensaban que había dibujado un sombrero.
 “Las personas mayores no entienden nunca nada por sí mismas, y es cansador, para los niños, darles una y otra vez explicaciones.”


El Principio, Una boa que se comió un Elefante
En una expedición, el aviador sufre una avería con su avión y queda varado en el desierto del Sahara. Solo, con agua para ocho días, debe de conseguir arreglar el motor, es entonces cuando aparece un niño, el Principito, pidiéndole que le dibuje un cordero. El aviador al no saber dibujar le hace el único dibujo que sabía, al cual el niño le contesta que no desea una boa comiendo un elefante, él quiere un cordero. Luego de varios intentos fallidos, el aviador le dibuja una caja, indicándole que el cordero se encuentra adentro de la misma, la cual el Principito acepta contento.
Intrigado por la aparición del Principito en un lugar tan remoto trata de averiguar de dónde proviene, pero a pesar de todas sus preguntas no consigue obtener mucha información. A través de sus conversaciones logra saber que el Principito provenía de otro planeta, más específicamente de un asteroide, el B612. De igual forma, se entera que quiere un cordero para que se coma los arbustos de su planeta y así evitar que crezcan en arboles baobabs, ya que si uno de estos creciera en su planeta, sus enormes raíces acabarían destrozándolo.
“Y, en efecto, en el planeta del Principito, como en todos los planeta, había hierbas buenas y hierbas malas. Y, por lo tanto, semillas buenas de hierbas buenas y semillas malas de hierbas malas. Pero las semillas no se ven. Descansan en el seno de la tierra hasta que a una de ellas se le antoja despertarse. […]”

El Principito
Un día el Principito se da cuenta de que el cordero podría comerse a la flor, y le pregunta al aviador por qué lo hacen si las rosas tienen espinas para protegerse. Como el aviador se encontraba muy ocupado arreglando una pieza del motor, y preocupado porque casi no le quedaba agua, se ofusca con el Principito y le dice que tiene que ocuparse de cosas serias. Entonces el Principito argumenta lo importante que es para él su flor:


“Si alguien ama a una flor de la que no existe más que un ejemplar en los millones y millones de estrellas, eso basta para que se sienta feliz cuando las mira. Se dice: "Mi flor está allá en algún lado..." Pero si el cordero se come la flor, es para él como si, de golpe, ¡todas las estrellas se apagaran! ¡Y eso no es importante!”
A raíz de lo ocurrido el Principito comienza a narrar la razón por la que se fue de su planeta y cómo fue su viaje. Un día, nació en el planeta del Principito una flor diferente a las demás. Era coqueta y vanidosa, y pedía constantemente la atención del él. Trataba de procurar toda clase de atenciones pero no conseguia entenderla, lo que finalmente provoco que abandonara su planeta aprovechando una migración de pájaros salvajes. Al despedirse de la flor, ella le pide perdón por haber sido tan tonta, pero le recuerda que él también lo fue.
De esta forma el Principito comienza su viaje a través de distintos planetas en donde habitan personajes solitarios, pero de los cuales va aprendiendo un poco de cada uno, y así valorando y extrañando aquello que ha dejado.

Frases del Principito
El Principito es un cuento poético, una novela corta realizada por el escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Se convirtió en su obra más famosa. Publicada en 1943, es el libro en francés más leído y traducido en el mundo; con aproximadamente unos 250 idiomas y dialectos. Siendo así, uno de los libros más vendido de todos los tiempos.
Es una obra acompañada por acuarelas hechas por el mismo autor. Posee una temática filosófica, en donde se incluye ciertas críticas dirigidas a “la forma extraña” con lo que los adultos ven las cosas.
Es considerado por muchos un libro infantil por la forma en la que está escrito, y quizás sea así. Pero no es un cuento clásico para niños, es una historia para todo aquel niño interior que llevamos dentro. Esta es una obra que posee observaciones muy profundas sobre la vida y la naturaleza del ser humano, sobre la amistad, el amor, la solidaridad y el estar en paz con uno mismo.
No es un libro de leer por leer, hay que saberlo interpretar. Es de esas obras maravillosas de la lectura que le permite tener a cada lector una interpretación distinta. Y es que, para mí, uno de los puntos más importantes es el recordar precisamente que la imaginación no es algo solo de niños.

El Principito, La Rosa y El Zorro

El Principito logro una buena acogida en el público desde su primera publicación. Lo que le ha permito múltiples adaptaciones a lo largo del tiempo, las cuales van desde películas, musicales, series hasta obras de teatros y canciones aludidas a la trama. Además de alusiones en series y películas conocidas, y el uso de los personajes por grandes marcas y campañas.
El Principito hay que saber descubrirlo, considero que es de esas historias que deben de llegar por si solas, y cuando lleguen abrirles las puertas a sus enseñanzas. Si aún no lo conoces, déjalo llegar, acéptalo y descubre la magia de sus páginas, recuerda que:
“Solo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”
Y disfruta de una de las mejores lecturas que existe; así que al pequeño Principito una excelentísima calificación….





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y a ti que te pareció? ♦ Coméntanos que piensas, recuerda que este espacio es tuyo... ♦